Copyright 2018 - LaLupaRadio - Cabildo 1813 - Maldonado, Uruguay

#NiUnaMenos . VIVAS NOS QUEREMOS!!!!!

#NiUnaMenos . VIVAS NOS QUEREMOS!!!!!

Columna de opinión

Silvana Ruggieri

#Uruguay #Montevideo
FEMINICIDIO DE UNA NIÑA DE TAN SOLO DOS AÑOS DE EDAD. 
La pequeña llegó sin vida a la Policlínica de Salinas, presentaba signos de violencia física y abuso sexual.
Fue en el barrio de Jardines del Hipódromo. Su padrastro está siendo investigado por la justicia, su madre no se encontraba en el domicilio.
No podemos más! 
Infinita tristeza.
#Niunamenos 
#Vivasnosqueremos
#EmergenciaNacional.

El mes de JUNIO, es el mes en que este movimiento surge en Argentina, exactamente el 3 de junio de 2015.

Las mujeres de ese país y del nuestro nos empezamos a volver a juntar en las calles de las grandes ciudades y de otros muchos lugares innominados con pancartas para reclamar justicia diciendo “NI UNA MENOS. “.

Se entendía que era urgente gritar, como continuamos haciéndolo frente a cada femicidio que en Uruguay y en el correr de este año, en estos pocos meses del año, se ha llevado la vida de veintitrés mujeres, al menos las que se han difundido en los grandes medios de comunicación (estoy convencida de que debe haber muchas màs muertes de mujeres tipificadas bajo otros aspectos) , como hechos de muerte por el hecho de ser solamente mujeres.

Estos asesinatos de mujeres son la forma màs extrema de la violencia de gènero, que refiere a “toda conducta, acción u omisiòn que ponga a la mujer en desventaja en relación al varòn”. Antiguamente se explicaban estos crímenes como actos cometidos en “un momento de rabia” o producto del alcohol o los celos u “otras emociones fuertes” . En cambio el concepto de femicidio pone estos crímenes en un contexto de discriminación histórica y de ausencia de derechos que las mujeres siguen sufriendo en casi todos los países del mundo.

Las desigualdades que en su mayoría vemos a diario , no son naturales , sino que se han construido y reafirmado a lo largo de muchos años , bajo un orden social, político, económico , religioso e ideológico en dònde los varones tienen màs poder y autoridad que las mujeres, y muchas veces se usa la violencia para que esto no cambie. A este orden de poder vertical por parte del varòn y las instituciones regidas por esta òptica ( desde la constitución , a los manuales de texto escolares) se le denomina PATRIARCADO.

El concepto anterior va ligado en forma casi indisoluble el de FAMILIA TÌPO (o tìpica) compuesta por el padre varòn, la mamà mujer y sus hijos, cosa que nos parece de una gran normalidad hoy y ayer. Sin embargo esta conformaciòn social no siempre existió como tal , sino que surgió en un determinado momento histórico para justificar la división de tareas entre varones y mujeres, dónde el padre aporta el dinero trabajando y la madre se ocupa de las tareas domèsticas en el ámbito privado del hogar.

Hoy podemos afirmar que muchas mujeres nos hemos rebelado contra ese orden , como hemos podido , a medias, casi sin fuerzas, desoyendo muchas voces, siendo cuestionadas , otras condenadas socialmente por esta rebelión, y de la forma màs terrible , otras muertas por ello.

Cada vez màs, aunque lentamente la sociedad va aceptando que muchas mujeres no quieren formar una familia tipo, ni casarse, ni tener hijos. Quieren hacer otras cosas de su vida y èsto no siempre es aceptado.

Por eso creo que es importante que en este mes de junio recordemos llevar grabado que debemos exigir un “BASTA! de violencias hacia las mujeres!”; “#Ni una menos” , porque no queremos que nos falten màs mujeres víctimas de varones asesinos y sociedades con sistemas cómplices.

Contagiemos nuestros modos de pensar, de hacer , de preguntarnos el por què de las cosas y no olvidemos que si cuestionamos nuestros modos de pensar, de hacer, de sentir, de comunicar,de jugar, de relacionarnos , PODEMOS TRANSFORMAR LA REALIDAD.

Por estas razones recordamos esta campaña de #NI UNA MENOS, que se viralizò en las redes, se multiplicò en la calle, se recreò en los círculos feministas, se adueñò de los reclamos de miles de mujeres, en un sòlo grito , que no debe pasar inadvertido , sino que debe pasar por un pequeño acto todos los días , porque lo PERSONAL ES POLÌTICO y debe ser cuestionado en la calle, en la escuela y en la casa.

 

 

 

 

f t g m